Impartir justicia con principios y valores éticos

Magistrada Gladys Gutiérrez
Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia

La Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Magistrada Gladys Gutiérrez, quien encabezó el acto central de celebración del Segundo Aniversario de la Jurisdicción Disciplinaria Judicial (JDJ), resaltó la importancia del trabajo mancomunado de los integrantes del Sistema de Justicia en aras de garantizar la efectividad en los procesos, a la vez que aseguró que esta instancia- la Jurisdicción Disciplinaria Judicial- está llamada a contribuir en una altísima dimensión a elevar la conciencia de las juezas y jueces a la hora de impartir justicia, para lograr un Poder Judicial eficiente y probo.
El legislador, inspirado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, estableció en el Código de Ética del Juez Venezolano y la Jueza Venezolana valores como: tolerancia, respeto, cortesía, integridad, imparcialidad e independencia en cada proceso que lleven los tribunales del país, como punto de partida del trabajo de esta jurisdicción especial, precisó
Manifestó asimismo la Magistrada Gutiérrez que "es un gusto poder acompañarles, porque desde la jurisdicción de la Corte Disciplinaria como del Tribunal Disciplinario, órganos con sus jueces y juezas, funcionarios y funcionarias tienen la tarea de ejercer la jurisdicción disciplinaria conociendo de primera y segunda instancia los procesos disciplinarios por infracción a los valores y principios que establece el Código de Ética".
"Justamente el legislador, inspirado en la letra de la Constitución, presentó en el propio podium esas aspiraciones y deberes del juez y la jueza venezolana, además de la tolerancia, respeto, cortesía, integridad, independencia, imparcialidad, valores que en general son los que hacen que el colectivo respete al juez y a la jueza venezolana, los cuales se hacen ganar la estimación pública. (...)
(...) Además de esos valores y deberes que impone la administración, en toda la normativa atinente al tema también se percibe o se concibe al juez y a la jueza venezolana como un agente activo de la transformación social, así como el propio código le grita al juez que traspase y transcienda la misión básica de impartir justicia, que se integre a la comunidad para desarrollar aquellas actividades que contribuyan con el buen vivir del colectivo, con la organización de actividades de formación, de educación e incluso de recreación, siempre que no perturbe su actividad jurisdiccional y teniendo en cuenta las limitaciones propias de la investidura.
Estos enunciados están relacionados con la democratización de la justicia política que estamos decididos a impulsar desde el Tribunal Supremo de Justicia y del Poder Judicial para retribuir al Poder Popular la confianza que nos ha dado al impartir justicia en nombre de la República".

La labor de la JDJ para enfrentar el retardo procesal

Continuá la Dra. Gladys Gutiérrez sus reflexiones asegurando que "tal y como ha hecho referencia el Dr. Tulio Jiménez respecto a algunos temas que nos tocan desde la Comisión Judicial, refiero que los estamos superando, afilando y delimitando las respectivas competencias y atribuciones, y sabemos que lo vamos a superar con mucho éxito, como lo hemos venido demostrando.
(...)La JDJ esta llamada a contribuir con una altísima dirección y con una gran dimensión, a elevar la conciencia de los jueces y juezas y a elevar la autoestima en la difícil tarea de impartir justicia, porque así el Poder Judicial logrará tener jueces no solamente bien formados y eficientes, sino con una sólida solvencia moral que permitirá superar las tradicionales dificultades del Poder Judicial, como lo son, digamos cuantitativamente, el retardo procesal. Con ello no solo se hace justicia a los que se encuentran en la base de la pirámide socioeconómica, sino tambien a quienes se encuentran en la cuspide de la misma (...)
(...) Por ello, desde el Tribunal Supremo de Justicia seguimos alentando al Tribunal y a la Corte para que sigan trabajando como lo han venido haciendo y expresamos nuestro compromiso de seguirles apoyando, al Poder Judicial, con la contribución que están haciendo, y que no sea solamente un Poder Judicial con el que estemos atemperando injusticia sino que definitivamente la desterremos".